Alimento bueno o malo

La falacia de los alimentos buenos y malos

Alimento bueno o maloEn una sociedad en la que el tiempo es imprescindible y las respuestas están a un click de distancia, la satisfacción de nuestras incógnitas muchas veces se exige que sea veloz y simple” Esto dificulta en muchas ocasiones tener una visión global, crítica y responsable de lo que nos rodea, y el consumidor de información lo que quiere saber es:
¿Pero es bueno o malo? ¿Puedo tomar de eso? ¿Entonces me lo compro o no?

Es muy común encontrarnos artículos o extractos que cogen un alimento y lo someten a una auténtica pasarela, lo marean lo extrujan, zarandean, adulan, critican e incluso se recrean en sus características. El resultado: Una panacea en forma de alimento o el peor de los demonios culinarios.

Es curioso que se lleguen a semejantes conclusiones cuando en realidad lo que determina la expresión de las características saludables es el conjunto de exposición a la dieta; y más aún cuando la nutrigenómica y nutrigenética se desmarcan como realidades actuales, la respuesta individual a los alimentos ya no es cosa del futuro, estamos inmersos en ella.

¿Investigador? Elemental, mi querido becario

Procedo a reproducir una conversación que tuve el otro día en un comercio local en el que me estaban haciendo una ficha de cliente. (D: Dependienta ; S: Servidor).

-D: Te tengo que rellenar la ficha, ¿de acuerdo? Dirección, teléfono, apellidos…
-S: […]
-D: ¿Estudias o trabajas?
-S: Ehm… Las dos cosas (Pensando para mis adentros que no son incompatibles)
-D: Marco las dos entonces, ¿de qué trabajas?
-S: Soy becario en una universidad, de investigador.
-D: ¿Investigador? ¡Anda! ¡Como Sherlock Holmes!
-S: …

Se me dibujó en el rostro una sonrisa triste, en la que la lengua intentaba iniciar una carcajada, el corazón palpitaba a 100 por el susto y el cerebro entraba en un cortocircuito. Aunque como investigador debo ser crítico y ser consciente de que este episodio no es representativo, cada día me sorprende más la imagen que se tiene de la investigación, diversas acciones-posturas políticas así como un pensamiento popular poco favorecedor parecen propiciar este movimiento migratorio del “Homo investigansis” fuera de las fronteras de nuestro país. Fuga de cerebros en nuestro país es algo más que una cutre-producción de Antena-3.

Anuncio Pediasure

Análisis publicitario de un suplemento nutricional (Pediasure)

Anuncio PediasureComo define mi colega y amiga Mari, “un anuncio espeluznante” (que podéis ver pinchando aquí o en la foto), una muestra más del incesable bombardeo publicitario que sufrimos en nuestros hogares,  para crear necesidades y ofrecer una “alternativa” alimentaria, que no puede ser entendida como tal. Nos encontramos lo siguiente:

-Aparece una madre preocupada por la alimentación de su hijo.
-El niño reniega y rechaza comer un plato tradicional (aparecen unas lentejas).
-Se asocia el conflicto de la comida a un alejamiento madre-hijo.
-La madre tiene que recurrir “forzosamente” a “cualquier cosa”´(Aparece un dulce).
-“¿Cómo voy a ser una mala madre dando alimentos “malos?”
-Justifica de esta manera recurrir a un suplemento nutricional.
-Conceptos que venden: “completo”, “equilibrado”, “nutrientes esenciales”, “desarrollo”.
-Se muestra una preparación fácil frente a “la pelea de la comida”.
-Momento de alegría en la cama, reencuentro madre-hijo.
-Crece un palmo porque se le han quedado pequeñas las sábanas.
-Por último eslogan que vende tranquilidad.

Conversación con un producto milagro

NOTA: [El siguiente extracto corresponde a una visita a la fábrica de una conocida empresa alimentaria que realizamos en la UGR la semana pasada un grupo de estudiantes e investigadores universitarios. Durante la presentación la empresa compartió aspectos de su gestión, normativas ISO y algunos de sus productos, tras la cual se abrió una ronda de preguntas].
Es texto puramente enunciativo, que cada cual saque sus conclusiones.

P: Hola buenos días, querría preguntar un aspecto relativo al proceso de creación de un nuevo producto por parte de vuestra empresa, concretamente a cuando deciden añadir una suplementación a vuestros complementos alimentarios.
Por ejemplo, cuando están un día reunidos en I+D pensando nuevas estrategias, llega el momento en el que algo os empuja a añadir a vuestros productos Ginseng, Fósforo o Jalea Real entre otros.
Concretamente la suplementación con esas sustancias y sus efectos está un poco en entredicho, imagino que el motivo de adicionarlos es que a nivel social están bien considerados. ¿Además de esa percepción, hacéis estudios para comprobar que vuestro producto tiene un efecto en concreto?
R1: A ver, claro que nos fijamos en el mercado, nosotros repasamos la bibliografía antes de hacer un producto, sacamos ideas, hacemos un estudio de mercado… ¿Te refieres a eso?

12 consejos de alimentación para adquirir en año nuevo

Entre los proyectos de año nuevo frecuentemente abocados al fracaso, es común encontrar compromisos personales que se refieren a nuestra salud, probablemente en el podio se encuentren dejar de fumar, hacer más ejercicio o comer mejor. Algunas de las razones por las que estos proyectos no llegan a buen puerto son falta de planificación, ausencia de consulta a profesionales o cambios muy bruscos en nuestro comportamiento.

Aquí comparto una serie de ideas que pueden ayudarnos en este nuevo año a comer mejor y en definitiva tener una alimentación más responsable. Son una serie de pautas muy concretas y tangibles que pueden servir de guía a aquellas personas interesadas en cambiar su forma de alimentación gradualmente.

1) Empezar el año sin “purgas” o “castigos”.
Si hemos tenido excesos navideños tenemos que evitar la tendencia de compensar de manera exagerada nuestros errores, no se deben contrarrestar prácticas de alimentación poco saludables por exceso por otras poco saludables por defecto. Es mejor hacer una adaptación progresiva y planificada. Paso a paso.

Si la política fuese cocina…

Han pasado ya tres semanas del único ejercicio de democracia que tenemos los ciudadanos cada 4 años (si es que no se da el caso de unas anticipadas), ese acto que Eduardo Galeano años atrás comparó a una asamblea convocada por un cocinero en la que las aves decidían con qué salsa querían ser cocinadas.
En las elecciones todas nosotras, las aves: los faisanes, los gansos, las gallinas, los pavos… nos vamos a una urna con unos sobres rellenos con el nombre de la salsa con la que queremos ser cocinadas. También hay aves que se niegan a elegir salsa, están en su derecho, a otras les da igual o simplemente indican “chorizo” en el sobre.

En la carta…
-Hay salsas azules, que están congeladas mucho tiempo en el frigo, que saben un poco rancio porque no siguieron los consejos de congelación, cuando los comensales piden salsa azul saben que la comida les va a amargar, pero han escuchado por la tele que es sano pedirla cada cierto tiempo.
-Existen salsas rojas que no recuerdan de qué ingredientes están hechas, muchas veces confunden pimiento, tomate y ñora y al final no sabemos de qué está hecha. En realidad la receta parece ser que la perdieron y la están buscando todavía.
-También hay salsa rosa, la receta es sencilla, mezcla proporciones a partes casi iguales para que guste a unas y a otras, de esa manera intenta dejar contento a todo el mundo. Pero en paladares exigentes puede quedar como una opción un poco mediocre.
Hay salsas rojo-verdosas, o salsas negriblancas, que molestan a la gran mayoría de los comensales porque tienen un sabor muy intenso, incluso innovan con algunos ingredientes poco comunes. Eso hace que haya muchas aves que no se atrevan con ellas porque no las ven “útiles”.
-Otra opción es elegir una receta típica regional, son salsas que podemos encontrar únicamente en algunas comunidades. Los comensales más arraigados las defienden como seña de identidad, a los que les resultan picantes quieren prohibirlas en los bares.

Huevo

La rumorología del huevo crudo: invasión de claras en los gimnasios.

HuevoNo hay cosa más fácil para la proliferación de rumorología que las ganas de resultados rápidos, desconocimiento científico y y un ritual curioso. Probablemente recurra a un tópico muy grande, pero los gimnasios (especialmente aquellas salas de musculación) son una placa de Petri de chorradas pseudocientíficas.

Ha estado bastante extendido con el repunte mediático de la cultura de la musculación (parece que empieza a remitir) la costumbre por muchos individuos de gimnasio o deportistas de consumir huevos crudos. Es una cosa que nunca he llegado a entender, porque no le encuentro ningún interés económico detrás. Si aún fuesen proteínas en polvo, batidos hiperproteicos y demás productos sacacuartos… pues sabes que detrás hay una compañía que quiere vender una forma de vaciar tus bolsillos y de regalo sobrecarga renal, hepática y de paso desequilibra aún más una dieta occidentalizada; hay un marketing detrás de estas cosas, (esto da para otra noticia, voy a dejarlo aparcado) ¿Pero un huevo crudo? ¿Por qué?

Inexplicable, quizás en un pico de testosterona o una mala inyección de Winstrol a algún armario empotrado le dió por comerse un huevo crudo, entonces, por pura imitación, individuos de su alrededor verían causalidad donde sólo había correlación y ¡pum! huevo crudo al canto.

Puede que alguien esté pensando “a lo mejor en el huevo crudo hay algo que se pierde si lo cocinas”. Pues sí, lo hay, pero no deja de añadir al carro de la evidencia más razones sobre esta disparatada conducta. Son las siguientes:

Muertes por un trigo imaginario. La especulación que asesina

A nivel ciudadano podríamos preguntar cuáles son las causas del hambre en el mundo, escucharíamos respuestas como “sequías”, “desaparición de tierras de cultivo”, “biocombustibles” e incluso algún despistado podría hablar de superpoblación, o de que no hay suficiente comida para todos ¿seguro?. Algunos de estos asuntos analizados localmente permiten agudizar los efectos de la actual crisis alimentaria, pero no seríamos justos si los declaramos “culpables”, especialmente si hoy en día tenemos una cruel mano que mece la cuna de todo este teatro.

A algunos les sonará a carnaza conspiranoica, pero los datos están ahí, (ahí delante no, porque los medios de comunicación callan con su complicidad). Los números de Wall Street están manchados de sangre, tras la explosión de la crisis financieta la onda expansiva ha golpeado a las personas más vulnerables que no son más que números para estos desaprensivos tiburones (De acuerdo con el Banco Mundial, en 2010-11 el aumento del precio de los alimentos llevó a cerca de 70 millones de personas a la pobreza extrema). Imprescindible el artículo “How Goldman Sachs Created the Food Crisis “. No es el turno de nuestra vivienda, en esta ocasión el atraco llega a nuestra comida, ahora es otro negocio, el negocio del hambre.

Todo basado en un principio básico y lógico, y es que la comida nunca será prescindible y no podemos escapar al comer. Además enfocado en la prespectiva de que el aumento de los ingresos de países como China, India y otros emergentes desembocaría en un mayor poder adquisitivo y con ello un aumento en la cantidad-calidad de consumo alimentario.

Azafrán

¿Azafrán? sí, ¿de cuántos quilates?

AzafránHace poco más de una semana dando un paseo por el centro de Granada, por la zona de la Catedral me acerqué a los puestos de especias, al margen de los olores de siempre me llamó la atención un cartel nuevo. Ya estamos en época de azafrán, por lo que las primeras hebras (los primores) estaban ya en venta. Me llamó la atención un puesto: “UNA HEBRA DE AZAFRÁN = 1€”, en ese momento me pareció inmesamente cara, abusivo, les dije bromeando a mis compañeras “puede que sea el alimento más caro del mundo”. En ese momento me vinieron muchas preguntas a la cabeza “No puede ser tan caro” “¿Cuánto pesará una hebra?” “¿A cuánto estará el kilo?”. Estas son las respuestas que he encontrado indagando un poco: