Descultura mundial

"Alimentación y des-cultura"

La siguiente entrada participa en el concurso de Microredlatos de Redxlasalud. Los relatos ganadores serán publicados en la revista de Médicos del mundo. “Alimentación y des-cultura“ Procedemos a votar la propuesta de cambio de la nueva asignatura “Alimentación y descultura” con arreglo al siguiente esquema: Temario: Introducción: La belleza como problema principal de salud en…

Relación Profesor alumno

Motivación universitaria exterminada por una mala docencia

Despiste claseHoy me ha vuelto a pasar, he agachado la cabeza y simplemente lo he encajado como otras tantas veces, no tenía ganas de discutir, probablemente me esté inundando de nuevo la desilusión…

Llevo años intentando engañarme a mí mismo, pienso y me digo mentalmente “son unos pocos docentes”, “no son todos así” pero ya van muchas veces. De nuevo, hoy, 80 personas se han puesto a copiar un texto que estaba proyectado en la pared; de forma simultánea podemos escuchar durante 60 minutos como una voz se limita a leer en voz alta esas frases, una vez, y otra segunda más despacio.

El rebaño lo copia, y pasamos a la siguiente diapositivia, los minutos se consumen poco a poco… otra hora desperdiciada, la oportunidad que nos brinda juntarnos casi 100 personas con algo de trayectoria en la espalda se esfuma. Un nuevo cartucho docente desperdiciado. Aburrir en una clase es un crimen.

Alimento bueno o malo

La falacia de los alimentos buenos y malos

Alimento bueno o maloEn una sociedad en la que el tiempo es imprescindible y las respuestas están a un click de distancia, la satisfacción de nuestras incógnitas muchas veces se exige que sea veloz y simple” Esto dificulta en muchas ocasiones tener una visión global, crítica y responsable de lo que nos rodea, y el consumidor de información lo que quiere saber es:
¿Pero es bueno o malo? ¿Puedo tomar de eso? ¿Entonces me lo compro o no?

Es muy común encontrarnos artículos o extractos que cogen un alimento y lo someten a una auténtica pasarela, lo marean lo extrujan, zarandean, adulan, critican e incluso se recrean en sus características. El resultado: Una panacea en forma de alimento o el peor de los demonios culinarios.

Es curioso que se lleguen a semejantes conclusiones cuando en realidad lo que determina la expresión de las características saludables es el conjunto de exposición a la dieta; y más aún cuando la nutrigenómica y nutrigenética se desmarcan como realidades actuales, la respuesta individual a los alimentos ya no es cosa del futuro, estamos inmersos en ella.

¿Investigador? Elemental, mi querido becario

Procedo a reproducir una conversación que tuve el otro día en un comercio local en el que me estaban haciendo una ficha de cliente. (D: Dependienta ; S: Servidor).

-D: Te tengo que rellenar la ficha, ¿de acuerdo? Dirección, teléfono, apellidos…
-S: […]
-D: ¿Estudias o trabajas?
-S: Ehm… Las dos cosas (Pensando para mis adentros que no son incompatibles)
-D: Marco las dos entonces, ¿de qué trabajas?
-S: Soy becario en una universidad, de investigador.
-D: ¿Investigador? ¡Anda! ¡Como Sherlock Holmes!
-S: …

Se me dibujó en el rostro una sonrisa triste, en la que la lengua intentaba iniciar una carcajada, el corazón palpitaba a 100 por el susto y el cerebro entraba en un cortocircuito. Aunque como investigador debo ser crítico y ser consciente de que este episodio no es representativo, cada día me sorprende más la imagen que se tiene de la investigación, diversas acciones-posturas políticas así como un pensamiento popular poco favorecedor parecen propiciar este movimiento migratorio del “Homo investigansis” fuera de las fronteras de nuestro país. Fuga de cerebros en nuestro país es algo más que una cutre-producción de Antena-3.

Conversación con un producto milagro

NOTA: [El siguiente extracto corresponde a una visita a la fábrica de una conocida empresa alimentaria que realizamos en la UGR la semana pasada un grupo de estudiantes e investigadores universitarios. Durante la presentación la empresa compartió aspectos de su gestión, normativas ISO y algunos de sus productos, tras la cual se abrió una ronda de preguntas].
Es texto puramente enunciativo, que cada cual saque sus conclusiones.

P: Hola buenos días, querría preguntar un aspecto relativo al proceso de creación de un nuevo producto por parte de vuestra empresa, concretamente a cuando deciden añadir una suplementación a vuestros complementos alimentarios.
Por ejemplo, cuando están un día reunidos en I+D pensando nuevas estrategias, llega el momento en el que algo os empuja a añadir a vuestros productos Ginseng, Fósforo o Jalea Real entre otros.
Concretamente la suplementación con esas sustancias y sus efectos está un poco en entredicho, imagino que el motivo de adicionarlos es que a nivel social están bien considerados. ¿Además de esa percepción, hacéis estudios para comprobar que vuestro producto tiene un efecto en concreto?
R1: A ver, claro que nos fijamos en el mercado, nosotros repasamos la bibliografía antes de hacer un producto, sacamos ideas, hacemos un estudio de mercado… ¿Te refieres a eso?

¿Cómo freir un alimento? Aspectos de una buena fritura

Freir requiere más consideraciones allá de sumergir los alimentos en aceite, calentar y esperar. No todos los alimentos tienen que ser sometidos a la misma fritura y la técnica requiere tener en cuenta distintos aspectos. Entre las condiciones más importantes habrá que observar las siguientes:

  1. La protección del alimento
  2. Temperatura del aceite
  3. Cantidad y tipo de aceite

1) Protección del alimento (Empanar, rebozar, enharinar):
En esta condición tenemos dos posibilidades, la de freir el alimento tal y como se nos presenta (desnudo) o con una protección, por lo general (empanándolo, rebozándolo o enharinándolo).
Muchas veces nos preguntamos a la hora de realizar un plato ¿Por qué rebozamos un alimento? Estas protecciones cumplen el objetivo de proteger al alimento evitando que se rompa y minimiza las pérdidas de agua, ya que la harina-pan absorbe aquella situada en superficie. Si la fritura se hace a una temperatura adecuada esta capa protectora además evitará la absorción de mucho aceite por parte del alimento.

Huevo

La rumorología del huevo crudo: invasión de claras en los gimnasios.

HuevoNo hay cosa más fácil para la proliferación de rumorología que las ganas de resultados rápidos, desconocimiento científico y y un ritual curioso. Probablemente recurra a un tópico muy grande, pero los gimnasios (especialmente aquellas salas de musculación) son una placa de Petri de chorradas pseudocientíficas.

Ha estado bastante extendido con el repunte mediático de la cultura de la musculación (parece que empieza a remitir) la costumbre por muchos individuos de gimnasio o deportistas de consumir huevos crudos. Es una cosa que nunca he llegado a entender, porque no le encuentro ningún interés económico detrás. Si aún fuesen proteínas en polvo, batidos hiperproteicos y demás productos sacacuartos… pues sabes que detrás hay una compañía que quiere vender una forma de vaciar tus bolsillos y de regalo sobrecarga renal, hepática y de paso desequilibra aún más una dieta occidentalizada; hay un marketing detrás de estas cosas, (esto da para otra noticia, voy a dejarlo aparcado) ¿Pero un huevo crudo? ¿Por qué?

Inexplicable, quizás en un pico de testosterona o una mala inyección de Winstrol a algún armario empotrado le dió por comerse un huevo crudo, entonces, por pura imitación, individuos de su alrededor verían causalidad donde sólo había correlación y ¡pum! huevo crudo al canto.

Puede que alguien esté pensando “a lo mejor en el huevo crudo hay algo que se pierde si lo cocinas”. Pues sí, lo hay, pero no deja de añadir al carro de la evidencia más razones sobre esta disparatada conducta. Son las siguientes:

Productos milagro

Productos de todo menos milagro

Crecepelo, adelgazantes, musculantes, antiestresantes, tonificantes, retardantes de la caída, afrodisiacos, quita-arrugas, rejuvenecedores, regenerantes, re-equelibrio, bio-energía…

Productos milagro

ESPECTACULAR, SIN ESFUERZO, AHORA, DE INMEDIATO, GARANTIZADO, EXTRA… ¡PALABRERÍA PSEUDOCIENTÍFICA!.

Los productos milagro son aquellos que dicen poseer ciertas propiedades sobre el organismos (por lo general maravillosas) que no han sido demostradas científicamente. Muchas veces compuestos por sustancias que ya tomamos en cantidades suficientes en la dieta, cantidades ínfimas para conseguir efectos deseados, poca evidencia científica, falacias fisiológicas que se centran en un conocimiento sesgado, o simplemente efecto placebo… Mezclas, potingues, pócimas, recetas y demás chuminadas que a lo que más ayudan es a reducir los números de tu cuenta.

Comparto otro episodio más de escépticos después de “Escepticismo transgénico” en esta ocasión Luis Alfonso Gámez nos hace un recorrido por los “Productos milagro“. Programa más que recomendable desde el prisma del escepticismo.

“El mayor argumento y motividad científica es la capacidad de ganar dinero” “Las normas legales están pactadas con los lobbies comerciales” “Se recurre la marketing viral” “Regular todo el terreno de juego es imposible”

Cristal de hielo

¿Cómo congelar y descongelar los alimentos de manera adecuada? Pautas y recomendaciones

Cristal de hieloLa congelación es un tratamiento muy extendido y usado en nuestros hogares, entre sus ventajas destacamos que es una técnica poco invasiva, implica pocas pérdidas de nutrientes y una alteración moderada del alimento. Una de las principales consideraciones que tenemos que hacer de la congelación es que no mata a las bacterias patógenas, sólo inhibe su crecimiento. Además hay algunas enzimas que tampoco se inactivan en este proceso.

Para recordar cómo debemos hacer una congelación adecuada debemos comprender que este proceso implica la formación de cristales de hielo en el alimento, estos cristales producen una ruptura de la estructura proteica del alimento, por tanto el alimento pierde capacidad de retener agua y por eso no es tan jugoso a posteriori (de ahí que nos encontremos un charco de agua al descongelar un alimento).
Además de los cristales, también se generan zonas de agua superenfriada (no congelada) donde aumentan mucho los iones solubles y producen desnaturalización de las proteínas de alrededor.

Podemos destacar 3 fases que sufre el alimento en nuestas neveras. Congelación, conservación del producto y la descongelación. Las desglosamos a continuación:

Fotografía callejera de una declaración de salud en unos zapatos

Publicidad engañosa: El animismo del calzado

Probablemente nadie en su sano juicio pensaría que unas pesas de por sí te musculan, que un balón de baloncesto te mejora el tiro, que la goma del pelo te puede concentrar para un partido de tenis o que una pulsera nos rearmonice el cuerpo (a pesar de que la lleve la Ministra de Sanidad).

Quizás si nos acogemos a la magia o al inocente pensamiento infantil encontramos que el animismo tiene sentido entonces. Pero no podemos permitir que publicidad de este tipo invada nuestras calles, y que induzca a error a los consumidores.

Analicemos: Un zapato que cuida de nosotros, que nos mantiene en forma, mejora la salud, fortalece el corazón, reduce el colesterol… En definitiva, una prenda de vestir que mejora nuestra salud frente al ejercicio sin ella. ¿Acaso no tenemos esas propiedades saludables sin ese calzado, o con cualquier otro?