Fotografía callejera de una declaración de salud en unos zapatos

Publicidad engañosa: El animismo del calzado

Probablemente nadie en su sano juicio pensaría que unas pesas de por sí te musculan, que un balón de baloncesto te mejora el tiro, que la goma del pelo te puede concentrar para un partido de tenis o que una pulsera nos rearmonice el cuerpo (a pesar de que la lleve la Ministra de Sanidad).

Quizás si nos acogemos a la magia o al inocente pensamiento infantil encontramos que el animismo tiene sentido entonces. Pero no podemos permitir que publicidad de este tipo invada nuestras calles, y que induzca a error a los consumidores.

Analicemos: Un zapato que cuida de nosotros, que nos mantiene en forma, mejora la salud, fortalece el corazón, reduce el colesterol… En definitiva, una prenda de vestir que mejora nuestra salud frente al ejercicio sin ella. ¿Acaso no tenemos esas propiedades saludables sin ese calzado, o con cualquier otro?