El porqué de las 5 comidas al día: Apetito, glucemia, lipemia y saciedad.

Si nuestro organismo fuese perfecto, y nuestra ingesta de alimentos se limitara exclusivamente a la obtención de la energía gastada, no habría problemas de sobrepeso, la gente no comería en exceso y gran parte de los problemas de los problemas de salud que hay en el Norte no existirían. Pero nuestras conductas se escapan a la norma, y afortunadamente, los alimentos nos producen placer al comerlos, mediante una respuesta de refuerzo hedónico (cuyos mediadores son los mismos que en la adicción a las drogas), el cuerpo permite garantizarse un aporte decente de comida gracias a las “palmaditas en la espalda” que nos aportan la Insulina y la Leptina.

Relacionando un poquito la fisiología, y en especial los conceptos de “glucemia”, “lipemia”, “saciedad” y “apetito” se puede dar una justificación lógica a por qué se recomienda tomar 5 comidas al día.