Atascaburras manchego

Atascaburras, receta manchega versión gañana

AtascaburrasO mejor dicho “AtaJcaburras” con “J” manchega, que es como lo escucharéis en la meseta sur. Esta entrada viene perfecta para el día de hoy, porque entre las tradiciones manchegas se encuentra la de preparar en casa atascaburras el día que caen las primeras nieves del invierno. En año loco, con un invierno sin precipitaciones y una primavera que comienza con copos su preparación se ha demorado bastante.

Su nombre, dice la historia, que se debe a que este plato es tan agradecido en el estómago, que tiene la capacidad de “saciar hasta a las burras”, por lo general es de un alto contenido calórico, pero al igual que todas las recetas, se pueden graduar las cantidades para hacer un atascaburras equilibrado, y además con una valoración nutricional muy interesante.

GañánY en esta fría mañana, estando mi Albacete nevado, y yo en la distancia, me vais a permitir la osadía de invitar a una persona a explicaros la receta del atascaburras, se trata del gañán manchego. Si queréis ver recetas normales están por internet, si creeis que aquí va a haber recetas normales la lleváis clara…
Para preparalo sin excesos y echaros unas risas: comienzo con la receta gañana del Atascaburras. Os dejo el enlace al diccionario manchego por si os veis perdidicos, no os atoréis.
[Nota: Alto contenido de humor manchego, gente sosaina puede encontrarlo absurdo, les recomiendo una dosis de Monty Python en vena seguida del visionado de “Amanece que no es poco”]